DESINFECTANTES

Mostrando 1–18 de 31 resultados

En nuestro catálogo de desinfectantes tenemos la solución perfecta para la desinfección que necesitas.

¿Qué desinfectante comprar? Recomendamos

La limpieza no debe hacerse únicamente por estética o decoración, usar desinfectantes para mantener un entorno limpio influye directamente en la salud y en el estado de ánimo en general; ya que cada superficie que tocamos contiene millones de microorganismo y bacterias, eso también incluye nuestro cuerpo, que puede alojar unas 600.000 bacterias en tan solo una sola pulgada (2,54 cm) de piel.

Aunque la mayoría de estas bacterias son inofensivas, algunos organismos o patógenos suelen ser peligroso y causar enfermedades que pueden llegar a ser mortales; por esta razón es preciso usar regularmente algún tipo de desinfectante que ayude prevenir la propagación de enfermedades como por ejemplo resfriados, influenzas y otros.

tipos de desinfectantes

Los desinfectantes controlan las enfermedades provocadas por los gérmenes y microorganismos que no se ven a simple vista”.

Novedades en desinfectantes

Beneficios de usar desinfectantes

Los desinfectantes son compuestos químicos que son utilizados para higienizar superficies con la finalidad de destruir los virus, las bacterias, el moho y los hongos que habitan en los objetos.

Estas fórmulas contienen un ingrediente activo que está diseñado para aniquilar los patógenos causantes de enfermedades; básicamente actúan causando daño en las células los componen.

Sin embargo, mantener el uso constante garantizará el control de posibles focos de contaminación en cualquier espacio (hogar, laboral o de estudio), y para ello es necesario entender que la acción de desinfectar es un complemento a la limpieza.

Recuerda que limpiar es un proceso donde la suciedad es eliminada mediante el uso de agua con detergente; mientras que desinfectar consiste en destruir aquellos microorganismos adheridos a las superficies a través del uso de agentes químicos.

Si realizas correctamente dicho proceso, podrás palpar los beneficios de los desinfectantes, no solo en el entorno que cohabitas, sino también en tu salud y en tus hábitos personales.

Tipos de desinfectantes

Como indicamos anteriormente, los diferentes tipos de desinfectantes van a ser de utilidad dependiendo de qué lugar se necesita desinfectar y contra qué específicamente debe ser eficiente.

En el mercado podemos encontrar diversos tipos de desinfectantes, los cuales deben estar avalados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) debido a sus concentraciones químicas y a su eficacia para eliminar patógenos actuales y emergentes.

Hipoclorito sódico

Los desinfectantes con compuestos a base de cloro como la lejía son muy eficientes para desinfectar entornos como el hogar, oficinas, comercios entre otros. Se puede utilizar en los pisos, en el baño, en la cocina y en algunos inmobiliarios; sin embargo, no es compatible con materiales como el metal y el plástico.

En cuanto a la forma en la que actúa, la lejía específicamente oxida las proteínas principales de los microorganismos, destruyéndola por completo, por esta razón su eficacia es alta.  Entre tanto, es muy importante utilizar este producto diluido en agua preferiblemente fría, debido a que es propensa a producir gases tóxicos para el ser humano.

Amonio cuaternario

Los cuaternarios son mayormente empleados en lugares donde son necesarias medidas más drásticas de desinfección, por esta razón es muy común su uso en el contexto sanitario (hospitales, clínicas, consultorios, ambulatorios, ambulancias, entre otros), también en lugares donde procesan alimentos, en granjas y más.

Este tipo de desinfectante está ideado para la desinfección en entornos institucionales y hospitalarios debido a su acción rápida contra una amplia gama de patógenos. Este componente puede formularse junto a una multiplicidad de detergentes, para así maximizar la capacidad desinfección y de limpieza. Se debe a que este tipo de escenario necesita un control más exhaustivo, ya que permanecen en constante exposición a riesgos de infección.

Su modo de acción es bastante eficaz a pesar de su bajo costo; la forma en la que actúan los QUATs es, permeando la membrana de las células, ocasionándole fugas mediante agujeros; es decir: al recibir la punción o pinchazo por parte de la sal cuaternaria, la célula sin querer, permite que una parte de la sal se inserte en ella creando una especie de poro, por donde se drenarán sus componentes vitales.

Geles hidroalcohólicos

Los desinfectantes alcoholados como por ejemplo el etanol, también conocido como EtOH o alcohol etílico, son comúnmente utilizados para la desinfección de las manos y para entornos de atención sanitaria. Para que el alcohol etílico sea eficaz, debe estar en concentraciones entre un 60% hasta un 95%.

En este caso la acción del EtOH, básicamente se centra en disolver la capa o material graso (ácidos grasos y lipoproteínas) que envuelven a los microorganismos haciendo que no logren sobrevivir, gracias a la pérdida de su componente principal.

 Clorofenoles

El desinfectante a base de cloro es más económico y tiene una eficacia relativamente rápida para eliminar diversos microorganismos; sin embargo, es un elemento corrosivo y puede causar irritación al contacto y decoloración. Su uso ideal es en entornos de preparación de alimentos y sanitarios.

Los compuestos fenólicos son muy eficaces contra virus, hongos y bacterias patógenas como la que causan la tuberculosis; posee propiedades fungicidas y bactericidas y puede utilizarse tanto en el hogar como en el área sanitaria.

Aunque se caracteriza por ser muy corrosivo y tóxico motivado a que suele destruir la superficie que toca mientras elimina los organismos que contiene, no se puede negar su alta eficacia ya que, gracias a sus propiedades, este compuesto desactiva una proteína en específico de la célula a destruir; siendo este una acción peculiarmente selectiva, en comparación con otros desinfectantes.

A base de alcohol

Los desinfectantes a base de alcohol son eficientes contra una amplia variedad de bacterias, sobre todo cuando son disueltos en agua. Aunque está probada su efectividad posee algunas desventajas como: que puede evaporarse rápidamente y por ende no actúa con suficiente tiempo para destruir microorganismo, además, son altamente inflamables y no son eficaces al contacto con material orgánico como la sangre.

Con peróxido de hidrógeno      

Pueden formularse en desinfectantes para uso doméstico, por ser amigables con el medio ambiente, sin estar comprometida su eficacia para eliminar microorganismos, ya que, al descomponerse, sus elementos naturales (hidrógeno y oxígeno) no generan residuos.

Elige tu desinfectante al mejor precio aquí

Nuestro catálogo de desinfectantes barato te proporcionará diferentes productos para que puedas mantener tu hogar totalmente desinfectado y limpio a fondo.

Guía de compra de desinfectantes

Así mismo, en la guía de compras de desinfectantes podrás encontrar toda la información ampliada en cuanto al tiempo de acción y de contacto de los desinfectantes, así como la facilidad de uso, la seguridad tanto para el usuario como para su entorno y la eficacia que proporcionan sus componentes o principios activos.

Encontrar el desinfectante correcto es vital, ya que el desinfectante debe ser eficiente para eliminar un amplio espectro de microorganismos (virus, bacterias, entre otros), lo debe hacer en un tiempo de contacto rápido y respetando siempre el medio ambiente.

Puede interesarte…

Carrito de compra